Estamos acostumbrados a pensar que los seguros familiares se basan en seguros de salud y lo cierto es que no: hay diversas modalidades o tipos y estos van a variar en coberturas y precios según la aseguradora.

Por eso, en esta oportunidad, nosotros vamos a hablarte de los tipos de seguros para familias más comunes que hay ¡para que sepas qué esperar!

 

Tipos de seguros familiares.

Un seguro de salud.

Es el gran clásico de los seguros y en torno a las familias se haya limitado por las mismas variantes que si fuese un seguro individual.

Por ejemplo, si va a ser vitalicio, si será limitado por un cuadro médico o enfermedad, si lo limita el tipo de servicio médico que se preste (por accidente o causa laboral), si va incluir la conservación de células madres, algún programa de control de natalidad y hasta por la inclusión de prótesis.

Pero en este caso, se pueden escoger varios de estos servicios para un miembro y otros para el siguiente y así, teniendo una suerte de seguro personalizado por cada familiar.

 

Seguro familiar para tu vivienda.

Aquí nos encontramos con tres modalidades: existe un seguro para la vivienda si es tuya y es la principal de la familia, si tienes una segunda vivienda o si eres un inquilino o arrendador de otra vivienda.

De esta forma, protegerás el inmueble y el patrimonio de tu familia sin importar quién use o no la vivienda. A eso le llamamos pensar a futuro.

 

Seguro familiar de vida.

Este seguro nos asegura una indemnización el día que algún miembro de la familia falte o ya no pueda trabajar. Y existe normalmente en dos modalidades: la de familia con hijos (que suele ser la más costosa) y la de pareja sin hijos.

Así pues, podrás adquirir el seguro que más se aseguro al tipo de familia que tengas.

 

Seguro familiar para tu vehículo.

El auto es algo primordial en una familia, ya que permite que acudas ante cualquier eventualidad al sitio donde pasó o que puedas trasladar a tu familiar.

Sin embargo, también es muy propenso a sufrir daños en accidentes o intentos de robo, dejando a tu familia sin su principal forma de desplazamiento. Sin embargo, hay seguros para autos familiares, sobre todo en esas familias que viven juntas y cada miembro posee su propio vehículo.

Esto mismo pasa en torno a las motocicletas. Curioso ¿no? Lo mejor de esta clase de seguros familiares es que, como los vehículos no serán iguales, se hace un solo paquete ¡pero se personaliza para cada miembro!

Cómo habrás visto, mantener segura a tu familia va más allá de la salud y de un seguro de vida, así que ¿qué estás esperando? ¡Consigue ese seguro familiar que realmente se adapte a ti!

seguros-familiares