En ocasiones somos víctimas de infecciones e inflamaciones terribles que nos ponen de mal humar.

La gripe de por sí es muy temida por muchos, los síntomas que ésta trae consigo son completamente tediosos, nos tumba en la cama y baja nuestras defensas.

Probablemente en alguna oportunidad hayas experimentado la sinusitis, y es que esta está muy frecuente a lo largo de nuestra vida, solo que en ocasiones no sabemos cómo identificarla.

La sinusitis es una infección que inflama la membrana mucosa de la nariz y también afecta a los senos paranasales.

Esta infección se presenta cuando las mucosidades no pueden evacuar de forma natural a través de los orificios nasales, ya sea por causa de los pelos que se encargan de filtrar el aire nasal.

Cuando esto sucede, las fosas nasales son obstruidas y el aire no puede fluir con normalidad. Esto provoca que en ocasiones sintamos dolor y presión en la zona facial.

Las causas de esta infección pueden variar, ya sea por virus, alergias, gripe o virus.

Las bacterias y hongos también son causantes de esta infección, es por ello que la sinusitis es muy frecuente entre las personas.

Algunos síntomas que se pueden presentar son: secreción nasal, pérdida del olfato, dolor y presión en la zona facial e incapacidad de detectar olores.

Por lo general esta infección se cura sola o de forma espontánea con ayuda de algún tratamiento, sin embargo hay ocasiones donde ésta se puede agravar.

Algunos tratamientos naturales son:

Descansar: se recomienda a las personas que presenten la infección, descansar lo suficiente, esto ayudará a aliviar la presión en la cara y la secreción nasal.

Vapores: con los vapores de manzanilla o agua se podrá descongestionar un poco las fosas nasales, así que se recomienda recibir vapor unos minutos para aliviar la infección.

Solución salina casera: una cucharada de sal en un vaso de agua mineral serán perfectas para hacer esta solución salina. De esta forma se estará aliviando en gran manera la incomodidad que produce la infección.

Tomar sopas y caldos: además de consentirnos cuando tenemos gripe, las sopas y caldos son ideales para consumir mientras presentamos sinusitis, ya que ayudan a descongestionar la nariz y alivian los dolores.

Medicamentos: si la sinusitis no alivia con ningunos de estos métodos caseros, se recomienda acudir al médico. En ocasiones la sinusitis puede convertirse en una infección más peligrosa, por lo que se recomienda ir a un profesional.

Lo más probable es que nos mediquen antinflamatorios, antibióticos e incluso plata coloidal,.

La plata coloidal es perfecta para combatir la sinusitis infecciosa. Contactar algún proveedor plata coloidal será ideal para terminar con esta infección.

grass-2364635_640