expositores-metracilato.es

No hay nada mejor en el mundo que estar bien informado, la verdad es que preguntando se llega hasta cualquier sitio, la idea de no saber lo que hacer o hacia donde hay que dirigirse es horrible, y a mí personalmente no me gusta nada sentirme perdida.

Hace poco tuve que ir al hospital a someterme a una intervención. Un hospital tan grande me daba un poco de miedo porque no tengo el don de la ubicación y me pierdo con facilidad, el hecho es que lejos de lo que pensaba la experiencia no fue mala del todo.

En el hospital para mi sorpresa había unos expositores plastico en los que había un montón de información sobre todo lo que me interesaba saber, los horarios de las intervenciones, las zonas a las que me tenía que dirigir y muchas cosas más, había un mapa por el que me pude guiar desde la cafetería hasta la zona de las habitaciones y de allí moverme ya fue pan comido.

Para personas como yo, que no sabemos por donde hemos entrado a los sitios, es una suerte encontrar estos expositores con toda esa información, yo estaría perdida por ejemplo en los museos, en los grandes centros comerciales y en sitios grandes con muchas salas y pasillos. Mi marido siempre me dice que es porque no presto atención a lo que hago y por eso me pierdo, yo creo que no, que algo me falla, de hecho ni siquiera se volver del centro comercial al coche porque me pierdo en el parking y no soy capaz de encontrar el coche. No creo que sea falta de atención, es que no consigo hacerme con los datos suficientes que permitan luego hacer el recorrido de vuelta, a lo mejor es un problema médico, a lo mejor no soy tan rara como creo y lo que pasa es algo que tiene un diagnostico y un nombre.

Yo no soy capaz de volver a un sitio una segunda vez sin un mapa o las direcciones muy bien explicadas, me pierdo, lo hago hasta en el pueblo en el que vivo y aquí es donde llevo toda mi vida así que ya os podréis hacer una idea de lo que es mi vida en la calle, si voy sola a algún lado siempre lo hago con papel y lápiz para evitar dentro de lo posible perderme.