pildoradeldiadespues.es foto 3

Es difícil saber cuándo se está preparada para ser madre. Todas nos hacemos mil preguntas en el momento en el que sospechamos que podemos estar embarazadas. ¿Es el momento? ¿Estoy preparada? ¿Qué pasa con el trabajo? ¿Estaremos bien en esta casa? ¿Sabré ser una buena madre? Lo más difícil de todas estas preguntas es encontrar la respuesta adecuada.

Cada mujer es distinta, a todas no se nos despierta el sentido maternal al mismo tiempo, no todas las mujeres quieren ser madres. Un ejemplo muy claro lo tenemos en la actriz Jennifer Anniston, ella siempre ha defendido su derecho a no ser madre y es totalmente respetable. Hay personas como esta muchacha que se vuelcan por completo en sus carreras y no tienen tiempo ni ganas de ser madres, yo las aplaudo porque tienen las cosas claras, aunque no comparta su decisión, yo soy una loca de los niños por lo que me encanta ser madre, ya tengo tres y voy a por el cuarto.

Hay mujeres que evitan los embarazos usando métodos de barrera como los preservativos o las píldoras anticonceptivas, otras para estar totalmente seguras de que no se quedan incluso usan la pildoradeldiadespues.es y así no se la juegan, existen muchas maneras de no quedarse embarazada al alcance de todas. De hecho estas pastillas las venden en las farmacias sin receta médica.

Las mujeres que quieren ser madres  pero que no encuentran el momento adecuado son la que pasan por momentos difíciles en la pareja o una mala época económica, si no,  no se lo pensarían, tendrían un hijo y ya, os aseguro que es la sensación más maravillosa del mundo, y aunque no te creas preparada para serlo es como un sexto sentido que se desarrolla en el embarazo y ya no te abandona de por vida, una necesidad de protección, de cuidados, un sexto sentido que te permite saber que piensa tu hijo antes de que te lo diga, el sexto sentido de las madres.

Si aún no eres madre pero quieres serlo, no lo dudes, nuca es un buen momento ya que si no es por una cosa es por otra, si no hay un gasto hay un bajón en el trabajo o este mes no porque tenemos un evento o porque hay que cambiar las ruedas al coche, siempre hay gastos que impiden que te pienses en serio el ser madre. No lo dejes para luego. Hazlo ya.