ANDARTICLES Es posible prevenir y tratar la alopecia

La caída del cabello provoca temor en los hombres y pánico en las mujeres, pues el fantasma de la calvicie se hace presente. Prestar atención a las señales del cabello será fundamental, porque la prevención podrá colaborar a detener, o retardar, la aparición de la alopecia.

Todos tenemos algún conocido o familiar con las famosas entradas en la frente, o una gran coronilla o tal vez absolutamente calvo. Para el sexo masculino puede ser una situación indeseada y emocionalmente complicada, pero si se trata de pérdida de cabello o calvicie en una mujer, eso ya se convierte prácticamente en un drama, porque para la mujer el cabello tiene un significado estético mucho mayor que para el hombre.

Perder el cabello es, sin lugar a dudas, una pesadilla para las mujeres y también para los hombres, aunque ellos lo asumen mejor. Lógicamente, para una mujer el cabello es muy importante, funciona como el marco del rostro y la falta de él puede causarle depresión, baja autoestima, deseos de no sociabilizar con nadie, puesto que se siente muy mal emocionalmente.

La diferencia entre calvicie y alopecia

Si bien son palabras utilizadas como sinónimos, hay una diferencia entre ambas. La calvicie se produce por la debilidad de los folículos pilosos. De acuerdo a la zona que se vea afectada en el cuero cabelludo, será el grado de calvicie.

En cambio la alopecia sucede cuando el organismo rechaza a los folículos pilosos, considerándolos extraños. A eso se lo denomina enfermedad autoinmune. Puede aparecer también debido a la genética de la persona. La parte emocional también tiene su papel en esto, ya que el estrés puede llevar a la alopecia. En este caso, la caída del cabello es rápida y repentina. Va sucediendo por zonas y se reconoce este tipo de pérdida de cabello al aparecer círculos completamente calvos, existiendo diversos tipos según sus causas:

Alopecia areata, normalmente, en este tipo de alopecias son pocas las regiones afectadas.

Alopecia areata total, la caída del cabello es en toda la región del cuero cabelludo.

Alopecia areata universal, la caída del cabello es en el cuero cabelludo y en el resto del cuerpo.

Alopecia traumática, surge cuando el hombre o la mujer se arrancan mechones de cabello constantemente, como un hábito nervioso.

Alopecia seborreica, provocada por dermatitis.

La alopecia también puede suceder por el uso de productos químicos inadecuados –generalmente tinturas o productos para alisar el cabello– o por el consumo de algunos remedios. También por quimioterapia en los casos de tratamientos para el cáncer. En estos casos, es una alopecia temporal, ya que el cabello vuelve a crecer.

Es importante destacar que la alopecia no es una enfermedad contagiosa, por lo tanto, no se debe tener miedo de perder cabello por estar junto a alguien que tiene ese cuadro. A todos los ejemplos ya mencionados, podemos agregar tanto los traumas emocionales como los traumas físicos juegan un papel preponderante en la aparición de la alopecia.

No existe tan sólo una formula alopecia que resuelva el problema. Es necesario saber por qué ha sucedido, cuándo comenzaron los síntomas y descartar cualquier enfermedad que haya podido provocar la caída del cabello, para poder tratar la situación correctamente y de la manera adecuada.

¿El pelo puede volver a crecer?

Sí, puede volver a crecer, porque  los bulbos pilosos no se destruyen, tan sólo están inactivos y por eso el cabello tiene la posibilidad de volver a crecer. El tratamiento que se realice será fundamental para que eso ocurra.

Se debe tener en cuenta que un profesional, específicamente un dermatólogo, es quien podrá definir qué tipo de alopecia se padece, para poder recetar el tratamiento correspondiente.

Existen diversos tipos de tratamientos que pueden ayudar a que el cabello vuelva a nacer, como es el caso del Sistema GB.

Una pregunta común en ambos sexos es: ¿Sabré reconocer los síntomas?

Básicamente es imprescindible saber que la caída de cabello es normal cuando no sobrepasa la cantidad de 100 pelos por día. Si al despertar se encuentra gran cantidad de pelos en  la almohada o al lavarse la cabeza quedan mechones en la mano, se está ante la presencia del primer síntoma.

Luego, el descubrimiento de círculos calvos en el cuero cabelludo es otro síntoma. Son del tamaño de una moneda. Esa situación es temporal, puesto que el cabello crecerá nuevamente.

Cuando se noten esos síntomas es importante visitar al dermatólogo para que él pueda analizar qué sucede a través de exámenes de laboratorio. De ese modo podrá comenzarse un tratamiento que será beneficioso para resolver la situación.

Pero, para la tranquilidad de todos, si bien el estrés es un gran villano, no todas las situaciones de estrés llevan a la calvicie! Es necesario que se conjuguen varios factores y es por ese motivo que hay que estar atentos.