1-1

Cada vez que salimos a correr nuestra mente está puesta en superarnos a nosotros mismos y a mejorar el tiempo marcado en la última práctica. Sin embargo, no debemos perder el foco de atención en la elección de las zapatillas de running que usaremos. (mientras podés ver en este sitio las mejores zapatillas de running).

 

A continuación, te acercamos algunos consejos para que tengas en cuenta al momento de elegir el calzado más adecuado para poder para salir a comerte el asfalto o la tierra, según la superficie donde lleves a cabo tu desafío.

 

 

Antes de comenzar una prueba de running sincérate contigo mismo

 

Antes de ponerte las zapatillas de running y empezar tu carrera, toma conciencia de la distancia que puedas llegar a completar. No te pases de tu ritmo, debido a que si bien es bueno la superación personal intenta llegar entero a la próxima carrera.

 

No se trata sobre si corres bien o mal después de todo, lo esencial será que primero para hacerlo de forma satisfactoria conozcas tu propio límite, hasta donde podés esforzarte y cuándo debes parar, tomar un respiro y descansar.

Las zapatillas de running no deben ser justas

El ancho del pie también es determinante al momento de elegir un buen calzado para correr. Por eso algunas empresas desarrollan sus zapatillas de running según los anchos del pie de cada atleta, las cuales y dependiendo de la categoría del calzado suele haber una diferencia de medio centímetro.

 

Lo cierto es que durante cada práctica el pie suele inflamarse durante una carrera cuando supera de 5 kilómetros, por lo que especialistas sugieren dejar cierto margen entre el pie y la pared del calzado y, de ese modo, evitar rozaduras y ampollas.

 

En otras palabras, siempre cuando vayas a comprarte un par de zapatillas de running ten en cuenta que si te “bailan” un poco al caminar, no es malo.

 

No todas las zapatillas son para el mismo terreno

 

Si bien es verdad que con cualquier zapatilla de running podremos practicar nuestra actividad deportiva, no cualquier tipo o modelo que elijamos nos servirá y nos hará sentir mejor en el terreno que decidamos correr.

 

Si corremos en asfalto o cemento, por lo general, debemos usar a zapatillas con amortiguación blanda. En caso de hacerlo sobre caminos de tierra, el foco deberá estar depositado en la ganancia de lograr estabilidad, lo más aconsejable será que uses unas zapatillas de running con suelas que apunten al mayor agarre posible.

 

En tanto en el caso de que se trate de un suelo habitado de varias piedras, la amortiguación perderá relevancia contra zapatillas de Trail. Este tipo de zapatillas van a brindar un mejor agarre, protección y mucha estabilidad.

 

Palabra de especialistas: El ritmo lo determina la zapatilla de running que uses

 

El ritmo de carrera también dependerá de las zapatillas de running que utilices durante la prueba, debido a que muchas de entrenamiento están hechas para rodar a un promedio de 5:30/km y no brindarán la misma performance que unas que proporcionen 4:00/km.

 

Por su parte, para lograr ritmos más lentos de 4:30/km, sea para entrenar como para correr, lo normal es usar zapatillas con gran amortiguación. Para 3:45/km – 4:30/km deberás usar zapatillas con menos amortiguación y para menos de 3:45/km, expertos en la materia te sugieren que las zapatillas de running elegidas sean livianas, para conseguir rodajes rápidos, series o carreras.

Zapatillas de running de acuerdo con el peso de tu cuerpo

 

Las zapatillas de running no son todas iguales y entres sus diferencias debemos señalar que están conformadas por distintos rasgos. Entre ellos el peso corporal límite que pueden llegar a soportar para garantizar una amortiguación y estabilidad satisfactoria.

 

Es decir, si sos una persona que pesa 65 kg podés elegir una zapatilla de running que no tengan demasiada amortiguación. Pero si tu masa corporal es mayor y sobrepasas los 90 kilos deberás elegir un calzado que tengan una suela con mayor resistencia y sea más acolchonada.

1-2

Debes elegir zapatillas de running acordes a tu pie

 

A partir del razonamiento de que ninguna persona es igual que otra, tampoco lo es el músculo de un ser humano al de otro como, por ejemplo, los pies de un individuo con respecto a otro.

 

En ese sentido, podemos decirte que tu arco del pie tendrá una repercusión distinta según el tipo de zapatillas de running que uses para correr. Si padeces de pies planos (o arco bajo), antes de usar cualquier tipo de calzado o realizar alguna actividad podés pedirle una recomendación a tu traumatólogo para saber qué zapatillas de running utilizar.

 

Lo más probable que te diga tu especialista es que si sos una persona con pies planos evites los calzados con un arco marcado, mientras que si tenes un arco alto del pie no van a ayudarte aquellas zapatillas de running con arco bajo.

Claramente, existe un mundo de innovaciones respecto a las zapatillas, y más durante este último tiempo donde crecieron los runners, aunque para llegar a la perfección deseada cada uno deberá encontrar su propio punto de equilibrio.

 

Lo mejor va a ser que revuelvas entre el abanico de posibilidades que hay y con un poco de esfuerzo encontrar el calzado indicado para nuestro pie.

Después de leer esta mini-guía de recomendaciones sobre zapatillas de running, esperamos que te haya sido de utilidad para poder ayudarte a elegir el mejor calzado al momento de que vayas a comprar tu calzado deportivo.