piezasdesguace.eu

Los vehículos tienen una gran cantidad de sensores para diversos sistemas y tareas. Uno de los más conocidos es el caudalímetro, quien se encarga de medir el aire que aspira el motor; de esta manera puede controlar el combustible que se necesita y los gases emitidos. Al igual que otros componentes de la máquina, también necesita un oportuno mantenimiento para su buen funcionamiento; además con ciertos trucos es posible ayudarlo a alargar su vida útil.

Cuidados para el caudalímetro

Es de vital importancia que el caudalímetro se mantenga limpio, puesto que, como lo hace la mayoría de los componentes de medición con el mismo fin, este aporta gran parte del aire que se usa para elaborar la mezcla del proceso de combustión. Y hay que tener presente, que si las proporciones de esa composición se modifican, no tendría la misma eficiencia.

Lo más recomendable es que el filtro de aire se reemplace alrededor de cada 10.000 o 15.000 kilómetros, por supuesto, esto puede variar según el tipo de terreno que se frecuenta y el uso que se le dé al vehículo. Recuerde que si este no se limpia, la suciedad que se acumule podría atascar al caudalímetro, ya que se localiza justo detrás del filtro.

Junto con el volumen de aire que entra al coche, se cuela la carbonilla que va saturando al sensor. Esto ocurre en viajes largos, pero más aún cuando se conduce a baja velocidad y se frena continuamente. No obstante, es común que se pase por alto dicha situación y no se le revise con continuidad, por lo que el hollín se acumula hasta convertirse en un problema.

En caso de querer darle al coche una limpieza por cuenta propia, es mejor encomendar a lo que atañe al sensor MAF (Mass Air Flow) a un personal capacitado; por lo frágil que es, corre el riesgo de romperlo de cualquier manera al manipularlo. Si pese a ello decide proceder, no toque el conector de ninguna forma y utilice productos especializados para su aseo o hágalo al seco.

Además del sucio, otro peligro para el caudalímetro es el agua. Con frecuencia, los coches que circulan en las costas presentan más averías, por lo alto de los niveles de humedad. Es mejor mantenerlos resguardados mientras no se conduce y si está en la calle, evitar dejarlos estacionados cerca del agua.

Si nota que el caudalÍmetro falla o tiene la sospecha de que se trata de dicho elemento, es preferible acudir al taller para que diagnostiquen con exactitud a qué se debe y se repare o reponga lo que se amerite. Para eso puede consultar en piezasdesguace.eu, una web que le ofrece un gran número de piezas y la facilidad de comprar de forma segura y rápida desde cualquier lugar de España.