gruartlamancha.com foto 5

Son muchos los amantes del vino que saben muy bien qué clase de vino les están dando con solo oler el tapón de una botella descorchada, sin embargo hay otras personas que a pesar de gustarles el vino en demasía no tienen mucha idea y es normal que en ocasiones se equivoquen y cometan errores imperdonables que hacen que puedan arruinar en cuestión de segundos un vino de la mejor calidad. Para ello con solo leer más yo os puedo dar algunos consejos para que no os pase lo que a esas personas que acabo de nombrar, por ejemplo el servir el vino a una temperatura inadecuada puede hacer que no lo degustemos de la mejor manera y se eche a perder una bonita velada, el uso de copas no reglamentarias aunque nos parezca  una tontería y pensemos que el vino está bueno en cualquier tipo de vaso hace que cometamos un error garrafal imperdonable seguro por nuestros invitados. Al igual que a la hora de acompañarlo con una tapa que no le vaya nada, el sabor puede impedir que lo degustemos y saquemos todo su jugo y encanto.

Por ejemplo cuando queremos celebrar algo por todo lo alto en la primera bebida que pensamos es por supuesto en el vino, claro si lo que queremos es quedar bien creemos que comprando un vino muy caro vamos a dar en el clavo y muchas veces cometemos un error abismal, ya que podemos encontrar bodegas con vinos baratos exquisitos sin necesidad de gastar mucho más y tener contentos a los invitados. Otro error es echar un cubito de hielo al vino para enfriarlo, ante un evento como el mencionado anteriormente tan solo se debe tener a mano una buena cubitera y tener la botella dentro al echar un cubito de hielo estaremos estropeando un vino que ha costado mucho hacer y no lo degustaremos como es debido. Y por último y no menos importante algo que he visto hacer en algunas ocasiones y se convierte en el peor de los errores, hay quienes no tiene ni idea de descorchar una botella y lo que hace es empujar el vino hacia dentro, cayendo el tapón en su interior, desde luego una práctica nada agradable que puede arruinar del tirón la velada, existen unos sacacorchos muy fáciles de utilizar que evitarán que hagamos ese sacrilegio con una buena botella de vino.