despiecesdecoches.com foto 1 (3)

Es importante tener en consideración que la bomba de agua es vital para que el coche pueda operar a una temperatura óptima. Si necesitas una bomba de repuesto, lo mejor será comprarla en despiecesdecoches.es, porque allí encontrarás la mejor relación entre calidad y precio del mercado.

Sin embargo, tienes dos opciones para que puedas hacer el cambio de esta pieza, la primera es llevar el coche al taller y la segunda es hacerlo por tu cuenta. En este post, encontrarás los pasos para que puedas saber cómo se hace el cambio de la bomba de agua.

Consejos para el cambio de la bomba de agua

Cuando llevas el coche a un taller, no tendrás que preocuparte en absoluto por ningún detalle para el cambio de la bomba de agua. Pero, debes tener en cuenta que el coste dependerá de la mano de obra que se deba invertir en tu coche dependiendo del modelo del mismo, pero puede ascender hasta los 1000 euros.

Sin embargo, es importante tener en consideración que en un desguace podrás encontrar una bomba de agua por tan solo 160 euros o menos. Para hacer el cambio por tu cuenta, asegúrate de seguir estos pasos:

Baja la bomba de agua

Antes de que vayas a comenzar, debes asegurarte de que el coche está completamente frío, y así podrás evitar cualquier accidente o quemadura. Lo primero que debes hacer es comenzar por el drenaje del líquido refrigerante, y para facilitarlo lo mejor es que el coche esté elevado para evitar contratiempos.

En todo caso, será vital que se termine el drenaje del líquido refrigerante antes de quitar las mangueras que están conectadas a la bomba de agua. Una vez que se drene el líquido y quites las mangueras debes retirar los tornillos de fijación para retirar la bomba del motor.

Coloca la bomba de repuesto

Debes asegurarte de que la zona está completamente limpia, y debes proceder a comparar la bomba con la que quitaste. En caso de que sean iguales, procede a colocarla en su lugar con los tornillos de fijación y conectando las mangueras.

Rellena el sistema de líquido refrigerante, y debes asegurarte de que no existe ningún tipo de fuga que pueda afectar otros componentes del motor. Purga el sistema encendiendo el coche y rellena el faltante de líquido refrigerante, para que al final dejes el coche en reposo por lo menos durante 4 horas antes de volver a utilizarlo.