Rentar un auto puede llegar a permitirte manejar un auto mucho más caro o nuevo, que el que podrías permitirte comprar.

En igualdad de condiciones, todas las cosas que se financian a largo plazo producen un pago mensual similar al arrendamiento de corto plazo.

Si vas a realizar el presupuesto de los pagos mensuales considera la cantidad que estas pagando y por cuánto tiempo. Podría tener sentido el estar haciendo un pago mensual de un carro más nuevo que hacer el mismo pago por un carro usado.

Algunos consejos para que te decidas por comprar un carro o rentarlo pueden ser:

  1. Considera el historial de tu ciclo de negociaciones: Es probable que te quedes con tu próximo carro la misma cantidad de tiempo que tu último carro. Si es un largo tiempo, ya sean 5 años o más, considera comprarlo.

Usualmente pagas menos por año de esta manera, pero si por otro lado, te gusta manejar los últimos modelos, arrendar o rentar puede resultar mucho más barato y sencillo que comprar y cambiar de auto cada 2 o 3 años.

Si vas a utilizar el auto como tu auto de trabajo, y sientes que probablemente lo dañes, la mejor opción es que debas considerar un arrendamiento comercial.

  1. Estima la cantidad que puedas pagar de enganche al momento de comprarlo, así como cuánto puedes pagar mensualmente.

Nunca se te ocurra pagar un enganche en un arrendamiento, sólo para disminuir el pago mensual, solo los gastos administrativos reales.

  1. Es posible que algunos arrendamientos te permitan gastar menos mensualmente, a diferencia de realizar una compra. Sin embargo, probablemente pagarás más por año en una compra de largo plazo, ya que estarás pagando por la depreciación.
  2. Tómate tu tiempo y siéntate a realizar la sumatoria de todos los pagos y todos los cargos, y asegúrate de verificar bien el total, antes de decidirte.
  3. El plazo, las opciones y las próximas intenciones de compra son factores a tomar en cuenta en tus decisiones. Siempre ten en cuenta que está bien pagar de más por cualquiera de las dos opciones, lo importante es que estés a gusto y feliz con tu decisión.
  4. Para ahorrar dinero a largo plazo, considera comprar o arrendar un auto que no sea de ultimo modelo. Si ha sido bien cuidado, puedes pagar mucho menos y aún así sacarle muchos años de provecho.

Sí te has decidido definitivamente por rentar un auto, te recomendamos que visites y leas algunos artículos sobre renting coches, para que así te informes más sobre esto.

articulo-renting