1

Samsung es una de las compañías líderes en la fabricación de smartphones a nivel internacional. Su primer teléfono móvil data de 1988 (SH-100). Desde entonces a esta parte, los celulares Samsung son unos de los mejor reputados. De hecho, hoy en día se consiguen en casi cualquier tienda virtual de celulares.

Si bien en aquellos comienzos la demanda de estos productos era muy pequeña y el mercado estaba monopolizado por gigantes como Motorola o Nokia, Samsung supo abrirse camino para posicionarse en el mercado. Acá te contamos cómo es que los celulares Samsung llegaron a ser considerados como uno de los mejores del mundo.

 

 

 

Breve repaso por la historia de los celulares Samsung

Como ya dijimos, el primer celular de Samsung fue el SH-100, que fue presentado en 1988.  Este era un teléfono negro, pesado y bastante robusto con teclas gigantescas.

Este equipo fue creado después de que la empresa hubiera coqueteado con los teléfonos para autos. Concretamente, en 1985, Samsung lanzó el Samsung SC-100, un teléfono para coches que se comercializó en Corea del Sur.

Para esta fecha, Nokia solo contaba con tres modelos de celulares. (El primero data de 1982 y se llamaba Senator).

 

Un año clave para Samsung

En 1999 llegó al mercado el primer watchphone, el SPH-WP10. Se trataba de una especie de reloj electrónico con el que se podían hacer llamadas por una hora y media. Por su tamaño, peso y forma, no se lo consideró como un reloj inteligente, sino como un teléfono que se llevaba en la muñeca.

Para ese mismo año, Samsung dio a conocer el SPH-M2500, que fue el primer celular con MP3. Incluía una memoria de 32 GB y un control remoto.

En adición, también presentó el SCH-M220. Este fue el primer celular que permitió la reproducción de televisión en un dispositivo móvil en el mundo.

 

Una marca especializada en innovación

Tan solo un año después, en el 2000, Samsung ya había lanzado otra gran innovación: el SCH-V200. ¿Por qué fue especial? Pues porque se trató del primer celular con cámara.

Con este equipo, el gigante coreano se posicionó como una de las principales marcas en una época en la que enviar fotos en formato MMS (mensaje multimedia) estaba de moda.

Un poco después, en el 2004, Samsung creó el primer celular con pantalla giratoria, el SGH-V500.

Y llegado el 2005, la marca creó el SCH-B100, el primer celular con televisión vía satélite.

Posteriormente llegaría el F700 (2006), que fue, nada más ni nada menos, el primer celular con pantalla táctil.

 

Siglo XXI, la era de los gigantes

Samsung entró en el siglo XXI ya consolidado como una de las empresas más importantes a nivel mundial y una de las principales de Corea del Sur en términos de volumen de negocio (esto teniendo en cuenta también la producción de diversos electrodomésticos).

Se ha dicho que, recién en el año 2012, Samsung superó a Nokia. Ese año, la marca que reseñamos acá fue la principal fabricante mundial de telefonía móvil en términos de cantidades.

Al año siguiente, Booz & Co. y Boston Consulting reconocieron a Samsung como la segunda empresa más innovadora del mundo, por detrás de Volkswagen.

 

 

La familia más exitosa

El primer smartphone de la gama Galaxy se dio a conocer en el año 2009. Hablamos Samsung i7500, que sería conocido como Samsung Galaxy.

Sin embargo, no fue hasta junio de 2010 que el nombre ‘Galaxy’ empezó a escucharse en el mundo de la tecnología. Esto se debió a la llegada del Samsung Galaxy S, que inauguró la gama de smartphones más exitosa de la empresa.

Posteriormente vendría una seguidilla imparable de modelos e innovaciones:

  • Samsung Galaxy S II (2011)
  • Samsung Galaxy S III (2012)
  • Samsung Galaxy S4 (2013)
  • Samsung Galaxy S5 (2014)

En medio de ese auge, no podemos dejar de lado que, en el año 2011, se presentó el Galaxy Note. Otra de las gamas sobresalientes de Samsung.

La Innovación siguió. Y en el año 2015, llegaron el Galaxy S6 y el S6 Edge, con pantalla curva y un sofisticado diseño.

En el año 2016, apareció uno de lo más alabados, el Samsung Galaxy S7, con una cámara impresionante. Y al año siguiente apareció el Galaxy S8, con el cual Samsung renovó su diseño por completo. Sin embargo, Samsung tendría que superar una grave crisis que opacó la escalada ininterrumpida de logros.

 

Crisis para superarse

La empresa coreana asumió dos graves crisis en el 2016. Te las resumimos acá.

Por un lado, tuvo una batalla legal permanente con iPhone, su nuevo competidor, una vez superados Motorola y Nokia.

La guerra entre Apple y Samsung tiene que ver con presuntas violaciones de patentes de smartphones.

Y por el otro lado, el desastre que significó el Samsung Galaxy Note 7 en términos de reputación y, consecuentemente, en términos de ingresos.

Como todos hemos escuchado, estos celulares, de pronto y sin previo aviso, explotaban. Samsung debió sacar del mercado automáticamente una línea entera de producto. Lo cual ocasionó pérdidas millonarias.

En enero del 2017, la empresa reconoció que el problema se debía a una falla en la fabricación de las baterías de este modelo.

 

Mejorando cada día los celulares Samsung

Como no podía ser de otra forma, luego del escándalo, Samsung lanzó el Galaxy Note 8. Se trata del mejor celular histórico de la marca.

Su estilo y sus funcionalidades son francamente increíbles. Lo cual vuelve a colocar a la empresa como una de las marcas innovadoras de punta. No obstante, este modelo, por su elevado precio y su gran tamaño, hacen que no sea para todos.

Sin dudas, si pensás en Samsung para tu próxima elección, estarás comprando, cuando menos, un teléfono de calidad.