alquilerautocares.com

Con tantas preocupaciones y obligaciones que hacen presión a diario, lo mejor que podemos hacer es aprovechar al máximo los días libres. No es necesario hacer un viaje muy largo para encontrar qué ver y pasarla bien, mucho menos si se está en España, donde se tiene tanto, que no se sabe por dónde empezar.

Antes de salir haga un itinerario e infórmese sobre los horarios de los espacios recreacionales que hay en la localidad a la que vaya a viajar, así no se llevará la mala sorpresa de encontrarlos cerrados al público. Además, si coincide con alguna festividad sabrá de antemano y podrá, por ejemplo, encontrar alojamiento disponible.

Por dónde empezar

Como se dijo anteriormente, lugares hay muchos, pero mencionamos algunos que tienen un toque mágico especial que no debe dejar de experimentar, entre ellos están:

Bilbao: un punto sin igual del País Vasco donde poder disfrutar de exuberantes platillos y parajes increíbles. Desde la gran avenida, pasando por su casco viejo, encontrará cafés, exhibiciones de arte y diferentes sitios para visitar. Un gran referente de la ciudad es el Museo Guggenheim, una de las muestras más grandes de arquitectura contemporánea del mundo, en la que se exponen diferentes proyectos y actividades durante el año.

Cadaqués: es considerado como el pueblo más bonito de Cataluña. Es un lugar para relajarse, pero no por eso es aburrido, sus calles están llenas de restaurantes, librerías, bares y exposiciones. Es tener una pequeña Grecia en España, este pueblo marinero de casas blancas y estrechas calles, enamoran con su ambiente íntimo y acogedor, además de sus maravillosas playas y calas.

Málaga: encontrará lo que busca y lo que no también, porque hay de todo. Un buen punto de donde partir es la calle Larios, que es la arteria principal del casco histórico y llegar hasta “la manquita”, como le dicen a la histórica Catedral renacentista debido a que faltó por construir la torre sur. Sus playas son muy concurridas como la Costa del Sol y su parque de atracciones.

La lista podría hacerse eterna con tantos lugares por explorar y redescubrir, pero más importante que nada, incluso más que la maleta, es el transporte. Ir en coche propio puede ser bueno, pero es mucho más cómodo para el disfrute de todos utilizar un autocar. Adicionalmente, el usual chofer designado puede librarse de cualquier preocupación.

Consulte los mejores servicios en alquilerautocares.com, un directorio que le facilitará la ubicación de estos establecimientos desde cualquier punto del país.